Wednesday, March 18, 2015

soundtrack para shoegazear el 18 de marzo

 












(El Niño Dios te escrituró un establo
y los veneros del petróleo el diablo.

Atte. Ramón López Velarde)

Friday, March 13, 2015

UNIVERSAL DISSOLVENT: fragments from the Southern California Megalopolis





 





USTED ESTÁ AQUÍ: health tourism in Tijuana, resultado de la colaboración entre Omar Pimienta y yo, será exhibida a partir de hoy dentro de la exposición colectiva UNIVERSAL DISSOLVENT: fragments from the Southern California Megalopolis, curada por Alex Young. La cita es hoy 13 de marzo a partir de las 18:00 hrs. en el San Diego Art Institute (1439 El Prado, dentro de Balboa Park).










Monday, January 26, 2015

NO CITIES TO LOVE by Sleater-Kinney // 2015_full album






tracklist:
1. "Price Tag"
2. "Fangless"
3. "Surface Envy"
4. "No Cities To Love"
5. "A New Wave"
6. "No Anthems"
7. "Gimme Love"
8. "Bury Our Friends"
9. "Hey Darling"
10. "Fade"


favoritas:
price tag, no cities to love, no anthems, gimme lovefade y la mejor: Bury our friends.







Saturday, December 13, 2014

Viktoria Modesta feat. Diane Arbus








La mayoría de la gente va por la vida temiendo, esperando una experiencia traumática. Los freaks nacieron con su trauma. Ya han pasado su prueba en la vida. Los freaks son aristócratas. [D.A.]



 






(Mateo 7:20 / Por sus frutos los conoceréis / : ésta cayó del árbol ochentero de Donna Haraway)











Tuesday, November 25, 2014

"Biker gone" by Kim Deal






  


Ya está disponible el quinto vinil (7'') del proyecto Solo Series de Kim Deal. Los temas de esta nueva entrega son: 9. Biker gone y 10. Beautiful moon.
 



[ reinaldo arenas ]







Y así fue que me vi frente a un poeta que se paseaba despavorido por toda aquella región. Y al preguntarle al muchacho, me respondió que se trataba sin duda de un poeta muy valioso que durante toda su vida se había dedicado a la construcción de un poema genial y que para terminarlo solamente faltaba una palabra, y que tras ella ya hacía más de veinte años que andaba, sin encontrarla ni por equivocación. Y a una señal del muchacho el poeta se acercó. Yo quedé muy sorprendido al verle inclinarse delante de nosotros y hacernos una profunda reverencia. Y a otra señal del muchacho el poeta levantó el pliego de papel, que nunca soltaba de las manos, y a la altura de sus ojos empezó a leer. Era realmente un poema como nunca antes lo había conocido y como bien sé que no habrá tampoco quien lo vuelva a declamar. A medida que iba leyendo, las palabras se transformaban en una magia sonora que me tenía más que embriagado, y era como un verdadero monumento, donde cada piedra ocupaba justamente el lugar indicado, sin que sobresaliese ni la más mínima rajadura. Pero sucedió que de pronto, cuando ya la composición concluía, el poeta cesó en su lectura, y nos dejó en suspenso: aguardando el final al que sólo faltaba una palabra. Pero la palabra no se dijo. Y fue como si después de haber saltado un gran precipicio y estar ya en la otra orilla, resbalásemos con un pequeño pedrusco y fuéramos a dar al vacío… Nuestro gran poeta dobló otra vez sus papeles, ya amarillentos, y después de una gran inclinación se marchó murmurando: “Vencido”. “Tormento”. “Estancia”. “Extremos”. “Tinieblas”. “Manos”… Y así iba repitiendo y desechando palabras y más palabras, como quien buscase en una playa una concha imaginaria, y sólo tropezase con las verdaderas.














El mundo alucinante, 1967. 

Saturday, October 25, 2014

"Liquid Sky" (1982)


[ aka las vaginas asesinas ]


Año: 1982  -encore: ola regia-
País: U.S.A.
Director: Slava Tsukerman.
Escrita por: Slava Tsukerman, Anne Carlisle y Nina Kerova.
Duración: 112 minutos.
Idioma: inglés (con opcionales subtítulos en español si no es que ya están habilitados -para ello hay que pulsar la opción de CC en la esquina inferior derecha de la pantalla).




















Thursday, October 23, 2014

[ italo calvino ]









No hay ciudad más propensa que Eusapia a gozar de la vida y a huir de los afanes. Y para que el salto de la vida a la muerte sea menos brusco, los habitantes han construido una copia idéntica de su ciudad bajo tierra. Los cadáveres, desecados de manera que no quede más que el esqueleto revestido de piel amarilla, son llevados allí abajo para que sigan con las tareas de antes. De éstas, los momentos de despreocupación son los que gozan de preferencia: los más de ellos se instalan en torno a mesas puestas, o en actitudes de danza, o con el gesto de tocar la trompeta. Pero sin embargo todos los comercios y oficios de la Eusapia de los vivos funcionan bajo tierra, o por lo menos aquellos que los vivos han desempeñado con más satisfacción que hastío: el relojero, en medio de todos los relojes detenidos de su tienda, arrima una oreja apergaminada a una péndola desafinada; un barbero enjabona con la brocha seca el hueso del pómulo de un actor mientras éste repasa su papel clavando en el texto las órbitas vacías; una muchacha de calavera risueña ordeña una osamenta de becerra.
            Claro está, son muchos los vivos que piden para después de muertos un destino diferente del que ya les tocó: la necrópolis está atestada de cazadores de leones, mezzosopranos, banqueteros, violinistas, duquesas, mantenidas, generales, más de cuantos haya contado nunca ciudad viviente.
            La obligación de acompañar abajo a los muertos y de acomodarlos en el lugar deseado ha sido confiada a una cofradía de encapuchados. Nadie más tiene acceso a la Eusapia de los muertos y todo lo que se sabe de allí abajo se sabe por ellos.
            Dicen que la misma cofradía existe entre los muertos y que no deja de echarles una mano; los encapuchados, después de muertos, seguirán en el mismo oficio también en la otra Eusapia; se da a entender que algunos de ellos, ya muertos, siguen circulando arriba y abajo. Desde luego, la autoridad de esta congregación en la Eusapia de los vivos está muy extendida.
            Dicen que cada vez que descienden encuentran algo cambiado en la Eusapia de abajo; los muertos introducen innovaciones en su ciudad; no muchas, pero sí fruto de ponderada reflexión, no de caprichos pasajeros. De un año para otro, dicen, la Eusapia de los muertos es irreconocible. Y los vivos, para no ser menos, todo lo que los encapuchados cuentan de las novedades de los muertos también quieren hacerlo. Así la Eusapia de los vivos se ha puesto a copiar a su copia subterránea.
            Dicen que esto no ocurre sólo ahora: en realidad habrían sido los muertos quienes construyeron la Eusapia de arriba a semejanza de su ciudad. Dicen que en las dos ciudades gemelas no hay ya modo de saber cuáles son los vivos y cuáles los muertos.














"Las ciudades y los muertos 3".  Las ciudades invisibles. España: Siruela, 1999. 121-122.







La dictadura perfecta (Luis Estrada, 2014)