Thursday, December 04, 2008

Hoy me enteré


que murió Odetta, quien fuera la síbila cantante de Martin Luther King y que el 20 de enero de 2009 se planeaba que cantara para la toma de posesión de Barack Obama. La nota, en un fragmento al mencionar el recuerdo de Odetta, dice: Obama sí se acordaba de Odetta y la quería a su lado para entrar en la Casa Blanca. No ha podido ser. Es como si el destino no perdonara el abismo histórico entre ambos. De él es el futuro, a ella pertenece el grandioso y terrible pasado.

.

Odetta salió a colación en mis charlas diarias con banda rosaritense, me gusta que me cuenten historias sobre los espacios, las leyendas, la exformación, lo que nadie sabe. Hoy platiqué con Enrique por más de dos horas. Enrique sabe muchas cosas, ha vivido toda su vida en Rosarito y su vida tiene como 55 años. Hoy por la mañana que íbamos rumbo a la escuela (es taxista) le pregunté que si lo que traía era un disco. Me dijo que no, que era Odetta, la pusieron en la radio porque preciso ayer había muerto y le estaban haciendo una especie de homenaje las radiodifusoras de San Diego. Hablamos de Martin Luther King y vino a la charla que su esposa, Coretta Scott King, murió hace dos años, aquí mismo, en Rosarito [sic].

.

-Ah, ¿sí?

-En 2006, murió la señora, luego se la llevaron pal gabacho, pa enterrarla allá, me imagino. Tuvo aquí mucho tiempo, como año, año y medio. Decían, a'í tá la esposa de Luther King.

-¿Entonces murió en Rosarito? ¿tenía casa aquí?

-Nombre, ahí en el hospital que está a la vuelta de tu casa. A'í mero vivía, taba enferma. A'í donde andas tú, a'í luego luego. Ahí merito murió doña Coretta, Dios la tenga en gloria.

-¿A poco?

-Sí. Así que tén cuidado cuando bajes por lhospital, no se te vaya a aparecer -risas.

.

Pienso que sí, que efectivamente tendré más cuidado. Porque ahora iré a investigar y cuando vaya en bici por la playa (justo, justo cuadras debajo de mi casa) andaré por ese lugar de letrero caído, llamado Hospital Santa Mónica que ahora está abandonado y sucio. Un resort de medicina alternativa que fue cerrado y su dueño fue encarcelado por negligencia médica. Por ahí mero bajo para ir a la playa y tendré cuidado de pensar que ahí estuvo al menos el último año de su vida, Coretta Scott King. Pensaré en ella.
.
.

3 comments:

Marco Antonio Huerta said...

Wow. Me encantó lo del abismo.

Monica Arreola said...

Hola Gaby:
Aqui pasando a saludarte!
Atte. La cuatita mala. je je je

miel y sal said...
This comment has been removed by the author.